¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

POLITICA DE COOKIES

Cookie es un fichero que se descarga en su ordenador al acceder a determinadas páginas web. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo y, dependiendo de la información que contengan y de la forma en que utilice su equipo, pueden utilizarse para reconocer al usuario.. El navegador del usuario memoriza cookies en el disco duro solamente durante la sesión actual ocupando un espacio de memoria mínimo y no perjudicando al ordenador. Las cookies no contienen ninguna clase de información personal específica, y la mayoría de las mismas se borran del disco duro al finalizar la sesión de navegador (las denominadas cookies de sesión).

La mayoría de los navegadores aceptan como estándar a las cookies y, con independencia de las mismas, permiten o impiden en los ajustes de seguridad las cookies temporales o memorizadas.

Sin su expreso consentimiento –mediante la activación de las cookies en su navegador–Cocinillas.Obesia.com no enlazará en las cookies los datos memorizados con sus datos personales proporcionados en el momento del registro o la compra..

¿Qué tipos de cookies utiliza esta página web?

- Cookies técnicas: Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.

- Cookies de personalización: Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios en el terminal del usuario como por ejemplo serian el idioma, el tipo de navegador a través del cual accede al servicio, la configuración regional desde donde accede al servicio, etc.

- Cookies de análisis: Son aquéllas que bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos.

- Cookies publicitarias: Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten gestionar de la forma más eficaz posible la oferta de los espacios publicitarios que hay en la página web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Para ello podemos analizar sus hábitos de navegación en Internet y podemos mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.

- Cookies de publicidad comportamental: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web, aplicación o plataforma desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación, lo que permite desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad en función del mismo.

Cookies de terceros: La Web de Cocinillas.Obesia.com puede utilizar servicios de terceros que, por cuenta de Cocinillas.Obesia.com, recopilaran información con fines estadísticos, de uso del Site por parte del usuario y para la prestacion de otros servicios relacionados con la actividad del Website y otros servicios de Internet.

En particular, este sitio Web utiliza Google Analytics, un servicio analítico de web prestado por Google, Inc. con domicilio en los Estados Unidos con sede central en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, California 94043.  Para la prestación de estos servicios, estos utilizan cookies que recopilan la información, incluida la dirección IP del usuario, que será transmitida, tratada y almacenada por Google en los términos fijados en la Web Google.com. Incluyendo la posible transmisión de dicha información a terceros por razones de exigencia legal o cuando dichos terceros procesen la información por cuenta de Google.

(En este punto la AGPD sugiere incluir cada una de las cookies de terceros utilizadas y los datos de dichos terceros. Por evidentes razones en este modelo sólo se ha incluido la Google en el uso de Analytics por ser la más extendida y común.)

El Usuario acepta expresamente, por la utilización de este Site, el tratamiento de la información recabada en la forma y con los fines anteriormente mencionados. Y asimismo reconoce conocer la posibilidad de rechazar el tratamiento de tales datos o información rechazando el uso de Cookies mediante la selección de la configuración apropiada a tal fin en su navegador. Si bien esta opción de bloqueo de Cookies en su navegador puede no permitirle el uso pleno de todas las funcionalidades del Website.

Puede usted permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su ordenador:

Si tiene dudas sobre esta política de cookies, puede contactar con Cocinillas.Obesia.com en el correo

Callos falsos

Receta de como cocinar unos callos que no son caseros, pero para engañar a un amigo, paso a paso y con muchas fotos.

Ya veréis por qué coñño le llamo a esta receta callos falsos,, Resulta que tengo un amigo que es camionero y el tío se gasta unos horarios casi tan raros como los míos,, El caso es que cuando le toca pasar por cerca de mi casa,, me llama por teléfono y me dice: "Maca,, llegaré a tu casa a eso de las cuatro de la mañana,, ¡¡Por favor,, por favor!!,, prepárame unos callos de esos caseros que solo sabes hacer tú"",, La verdad es que yo no tengo problema con esas cosas,, me refiero a recibir a los colegas a esas horas,, pero hacerle unos callos caseros,, ¡¡se los va a hacer su madre!!.

Y sin embargo se lo cree,, le dice a mi parienta,, ""El Maca si que es un buen amigo,, me hace unos callos caseros de puta madre a las tantas de la mañana".

El se lo creyó durante años,, hasta que un día se enteró que de caseros ¡naranjas de la china!!,, Se enfadó mucho,, todo cabreao me echó en cara que le había tomao el pelo,, Yo me reí y le dije: "Vamos a ver alma de dios,, ¿mientras los comiste no disfrutaste??,, Bueno, se calmó,, al menos un poco,,

Claro, te estarás preguntando,, "¿Cómo coñño hacía entonces El Maca los putos callos esos pa engañar a alguien durante años??"",,, Pues te lo voy a explicar,, verás qué tontería,,

Ingredientes:

  • Unas latas de callos.
    ¡OJO!,, porque ahí está la madre del cordero,, tienen que ser Callos a la Madrileña de la marca Carrefour,, exactamente los que ves en la foto de arriba. No se te ocurra comprarlos con garbanzos porque te puedes pasar la comida buscando los callos por debajo de las putas legumbres,,,
  • Guindillas de cayena pa darle un poco de alegría al asunto
  • Una cucharada de harina
  • Un vaso de vino blanco
  • Aceite de oliva
  • Patatas

Preparación:

En una sartén pones a freír despacito unas guindillas de cayena bien troceadas y las vas moviendo por todo el aceite para que coja sabor,, Aunque aquí no lo he puesto entre los ingredientes,, la mayoría de las veces le hecho también una cabeza de ajo rallada,, Esto lo hago para quitarle el sabor a lata y para que los callos sean como tienen que ser,, picantes,,

Cuando veas que eso ya ha cogido sabor,, le arreas la cucharada de harina y sin dejar de moverla con una cuchara de madera para que no se queme,, sin parar le echas una lata de callos y sigues mezclándolo con la harina,, Te digo una sola lata porque es más fácil para que la harina no vaya quedando a trocitos por aquí y por allá,, Ahora el resto de latas y pones el fuego un poco más lento,, cuando veas que el caldo se ha reducido a la mitad,, toca el engañar un poco más al sabor con un vaso de vino blanco y si te sale de los pirindeles,, le echas unos goterones de ron o coñac,, tú mismo,, Revuelves y lo pones a fuego muy lento,,

Mientras los callos van cambiando los sabores de una puta lata por algo más especial,, pelas unas patatas,, las cortas en pedazos más o menos iguales y las pones a cocer con sal,,

Cuando ya están,, las escurres y pa una fuente,,

Es el momento de sacar con una espumadera los callos,, ((no lo hagas con un cucharón porque de ese modo llevará demasiado caldo)),, y se los echas por encima a las putas patatas,,

Ya verás como están tan buenas las patatas como los callos,, vamos,, que parecen hasta novios,, ¿¿A que tienen buena pinta??,, pues pruébalos y verás,,

Pa este engaño bondadoso,, tuve mucho cuidao en no invitarlo nunca a unos Callos a la tudelana,, que también los sé hacer,, porque si lo hubiese hecho me hubiese matao el desagradecido ese,,

  • Visto: 460

Licencia de Creative Commons Cocinillas es un subdominio de Obesia que es una página de Gonzalo Obes bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-Compartir Igual 4.0 Internacional LicenseSin embargo esta licencia no se extiende a los artículos o imágenes de terceros, cuyas normas son las suyas propias, por favor póngase en contacto con los autores respectivos.