Skip to main content

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

POLITICA DE COOKIES

Cookie es un fichero que se descarga en su ordenador al acceder a determinadas páginas web. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo y, dependiendo de la información que contengan y de la forma en que utilice su equipo, pueden utilizarse para reconocer al usuario.. El navegador del usuario memoriza cookies en el disco duro solamente durante la sesión actual ocupando un espacio de memoria mínimo y no perjudicando al ordenador. Las cookies no contienen ninguna clase de información personal específica, y la mayoría de las mismas se borran del disco duro al finalizar la sesión de navegador (las denominadas cookies de sesión).

La mayoría de los navegadores aceptan como estándar a las cookies y, con independencia de las mismas, permiten o impiden en los ajustes de seguridad las cookies temporales o memorizadas.

Sin su expreso consentimiento –mediante la activación de las cookies en su navegador–Cocinillas.Obesia.com no enlazará en las cookies los datos memorizados con sus datos personales proporcionados en el momento del registro o la compra..

¿Qué tipos de cookies utiliza esta página web?

- Cookies técnicas: Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.

- Cookies de personalización: Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios en el terminal del usuario como por ejemplo serian el idioma, el tipo de navegador a través del cual accede al servicio, la configuración regional desde donde accede al servicio, etc.

- Cookies de análisis: Son aquéllas que bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos.

- Cookies publicitarias: Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten gestionar de la forma más eficaz posible la oferta de los espacios publicitarios que hay en la página web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Para ello podemos analizar sus hábitos de navegación en Internet y podemos mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.

- Cookies de publicidad comportamental: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web, aplicación o plataforma desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación, lo que permite desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad en función del mismo.

Cookies de terceros: La Web de Cocinillas.Obesia.com puede utilizar servicios de terceros que, por cuenta de Cocinillas.Obesia.com, recopilaran información con fines estadísticos, de uso del Site por parte del usuario y para la prestacion de otros servicios relacionados con la actividad del Website y otros servicios de Internet.

En particular, este sitio Web utiliza Google Analytics, un servicio analítico de web prestado por Google, Inc. con domicilio en los Estados Unidos con sede central en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, California 94043.  Para la prestación de estos servicios, estos utilizan cookies que recopilan la información, incluida la dirección IP del usuario, que será transmitida, tratada y almacenada por Google en los términos fijados en la Web Google.com. Incluyendo la posible transmisión de dicha información a terceros por razones de exigencia legal o cuando dichos terceros procesen la información por cuenta de Google.

(En este punto la AGPD sugiere incluir cada una de las cookies de terceros utilizadas y los datos de dichos terceros. Por evidentes razones en este modelo sólo se ha incluido la Google en el uso de Analytics por ser la más extendida y común.)

El Usuario acepta expresamente, por la utilización de este Site, el tratamiento de la información recabada en la forma y con los fines anteriormente mencionados. Y asimismo reconoce conocer la posibilidad de rechazar el tratamiento de tales datos o información rechazando el uso de Cookies mediante la selección de la configuración apropiada a tal fin en su navegador. Si bien esta opción de bloqueo de Cookies en su navegador puede no permitirle el uso pleno de todas las funcionalidades del Website.

Puede usted permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su ordenador:

Si tiene dudas sobre esta política de cookies, puede contactar con Cocinillas.Obesia.com en el correo

Conservando tomates

Artículo donde te explicamos como conservar los tomates en perfectas condiciones.

Los tomates son un alimento muy preciado en cualquier cocina. Con ellos podemos hacer multitud de platos, salsas y acompañamientos, para que nuestras comidas sean mucho más sabrosas. Por ello, conservar los tomates de manera adecuada, puede servirnos para evitar que se pudran, además de conseguir que se puedan usar en cualquier momento, sin necesidad de que estos sean frescos. De este modo, para almacenar y preservar los tomates, ya sean maduros, verdes o pasados, existen diversas técnicas.

Conservar tomates maduros

Antes de conservar los tomates, fíjate bien para escoger los mejores. Evita que tengan manchas, la piel dañada o zonas amarillentas y que su color sea rosado. Para preservar los tomates maduros y frescos, ya sean comprados o cultivados, el mejor truco es guardarlos a temperatura ambiente, alrededor de los 13ºC (55 F). No es recomendable refrigerarlos, puesto que pueden perder su sabor y su textura. De este modo, para aprovechar al máximo la calidad de los tomates maduros, es conveniente consumirlos entre 2 y 5 días después de la compra o cultivo, según el tipo de tomate: cherry, racimos o maduros en planta, entre otros. Para conservarlos, evita que les llegue luz directa del sol y colócalos con el tallo hacia arriba, así evitarás que se reblandezcan. Los tomates a temperaturas superiores a los 20 grados maduran muy rápido.

Conservar tomates verdes

Los tomates verdes, además de tener un aspecto diferente a los maduros, también se conservan de manera distinta. Para preservar su calidad durante mayor tiempo, coloca los tomates con el tallo hacia abajo dentro de una caja de cartón cubierta con periódico. Es recomendable situar la caja en un lugar fresco, aunque no refrigerado, hasta que los tomates se vuelvan rojos y, por ende, maduren.

Otro método para conservar este tipo de tomates es colocarlos, también con el tallo hacia abajo, dentro de una bolsa de papel. Si quieres acelerar su maduración, guarda con ellos una manzana madura. Una vez los tomates verdes sean completamente rojos, puedes conservarlos siguiendo las técnicas de los tomates maduros.

Conservar tomates pasados

Cuando los tomates han perdido su madurez, es el momento de conservarlos mediante el refrigerador. ¿Cómo saber si el tomate está pasado? Es sencillo. Observaremos que su color es muy rojo y que la textura de su carne es más suave de lo normal. Así, a fin de evitar la pérdida de sus factores de calidad y su sabor sea mayor, podemos conservarlos en el frigorífico durante unos 3 o 5 días. Es conveniente colocarlos en una bolsa de papel o plástico, con algunas aberturas, si se quiere disminuir la merma de agua. Recuerda sacar los tomates de la nevera al menos una hora antes de cocinarlo o comerlo. De este modo, ayudarás a que recuperen la temperatura ambiente y con ella su sabor. Conservar tomates crudos o pisto

Si quieres hacer conservas de tomate, ésta es una buena opción. Pela el tomate, cortalo en cuatro trozos y colócalo en un tarro. Para envasarlos de este modo, intenta apretar los trozos de tomate para evitar que quede aire dentro del tarro. Otro modo para conservar este tipo de tomates es hacer un pisto. Puedes añadir a la conserva otras verduras y almacenarlas en el mismo tarro.

Conservar tomates secos

Secar los tomates te ayudará a conservarlos durante meses. De este modo, podrás usarlos para cocinar guisos, sofritos o ensaladas. Para secar los tomates, córtalos y añádeles un poco de sal. Después, déjalos secar al sol durante 5 o 6 días. Una vez pasado este tiempo, coloca los tomates en una cuerda y cuélgalos en un lugar seco y fresco. También puedes colocarlos en tarros con aceite de oliva.

Una manera fácil para preservar todas las cualidades del tomate es congelarlo. De este modo, se conservará el sabor fresco y todos sus nutrientes. Este método, te ayudará a tener un alimento fresco en aquellos días en los que necesitas cocinar algo rápido. Puedes hacer sopas y salsas o bien añadir a tus platos de pasta tomate frito, evitando las salsas prefabricadas. Antes de congelarlos, es conveniente que los peles o los escaldes previamente. Así podrás conservarlos con todo su sabor y sin que estos pierdan propiedades.

Conservar tomates: salsas y conservas

Hacer conservas caseras con el tomate es muy sencillo, y además es una manera de disfrutar del sabor natural del tomate, sin necesidad de comprar las salsas. Así mismo, la conserva casera te durará más de un año, sin perder las propiedades del tomate.

También puedes hacer mermeladas o confituras o bien envasar los tomates fritos o al natural. Si decides conservarlos al natural deben estar muy maduros, y es recomendable que los peles antes. Si por lo contrario, prefieres freír el tomate procura cortarlos en trozos y ponlos a hervir, así conseguirás que eliminen líquidos. Después, cuando observes que se espesan, añade a la cazuela aceite, pimienta y sal – al gusto – y déjalos hervir durante 10 minutos más. En los dos casos, puedes verter el tomate en tarros cerrados herméticamente y hervirlos al baño María durante 20 minutos más.

Con lo que te sobre del tomate, que no hayas usado para hacer la conserva, puedes hacer zumo de tomate con el caldo sobrante. Simplemente debes añadirle sal y pimienta al gusto.

Si deseas leer más artículos parecidos a Cómo conservar tomates, te recomendamos que entres en nuestra categoría de Comida y bebida.

Consejo: Así que, en otoño e invierno, puedes conservar los tomates fuera de la heladera sin problemas. Eso si, la forma ideal de conservación es poniéndolos boca abajo y con un trapo húmedo por encima.

La autora del artículo es Carla Martínez Dantí

  • Visto: 1011