¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

POLITICA DE COOKIES

Cookie es un fichero que se descarga en su ordenador al acceder a determinadas páginas web. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo y, dependiendo de la información que contengan y de la forma en que utilice su equipo, pueden utilizarse para reconocer al usuario.. El navegador del usuario memoriza cookies en el disco duro solamente durante la sesión actual ocupando un espacio de memoria mínimo y no perjudicando al ordenador. Las cookies no contienen ninguna clase de información personal específica, y la mayoría de las mismas se borran del disco duro al finalizar la sesión de navegador (las denominadas cookies de sesión).

La mayoría de los navegadores aceptan como estándar a las cookies y, con independencia de las mismas, permiten o impiden en los ajustes de seguridad las cookies temporales o memorizadas.

Sin su expreso consentimiento –mediante la activación de las cookies en su navegador–Cocinillas.Obesia.com no enlazará en las cookies los datos memorizados con sus datos personales proporcionados en el momento del registro o la compra..

¿Qué tipos de cookies utiliza esta página web?

- Cookies técnicas: Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.

- Cookies de personalización: Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios en el terminal del usuario como por ejemplo serian el idioma, el tipo de navegador a través del cual accede al servicio, la configuración regional desde donde accede al servicio, etc.

- Cookies de análisis: Son aquéllas que bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos.

- Cookies publicitarias: Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten gestionar de la forma más eficaz posible la oferta de los espacios publicitarios que hay en la página web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Para ello podemos analizar sus hábitos de navegación en Internet y podemos mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.

- Cookies de publicidad comportamental: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web, aplicación o plataforma desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación, lo que permite desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad en función del mismo.

Cookies de terceros: La Web de Cocinillas.Obesia.com puede utilizar servicios de terceros que, por cuenta de Cocinillas.Obesia.com, recopilaran información con fines estadísticos, de uso del Site por parte del usuario y para la prestacion de otros servicios relacionados con la actividad del Website y otros servicios de Internet.

En particular, este sitio Web utiliza Google Analytics, un servicio analítico de web prestado por Google, Inc. con domicilio en los Estados Unidos con sede central en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, California 94043.  Para la prestación de estos servicios, estos utilizan cookies que recopilan la información, incluida la dirección IP del usuario, que será transmitida, tratada y almacenada por Google en los términos fijados en la Web Google.com. Incluyendo la posible transmisión de dicha información a terceros por razones de exigencia legal o cuando dichos terceros procesen la información por cuenta de Google.

(En este punto la AGPD sugiere incluir cada una de las cookies de terceros utilizadas y los datos de dichos terceros. Por evidentes razones en este modelo sólo se ha incluido la Google en el uso de Analytics por ser la más extendida y común.)

El Usuario acepta expresamente, por la utilización de este Site, el tratamiento de la información recabada en la forma y con los fines anteriormente mencionados. Y asimismo reconoce conocer la posibilidad de rechazar el tratamiento de tales datos o información rechazando el uso de Cookies mediante la selección de la configuración apropiada a tal fin en su navegador. Si bien esta opción de bloqueo de Cookies en su navegador puede no permitirle el uso pleno de todas las funcionalidades del Website.

Puede usted permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su ordenador:

Si tiene dudas sobre esta política de cookies, puede contactar con Cocinillas.Obesia.com en el correo

Pollo a la provenzal

Receta paso a paso de como cocinar pollo a la provenzal con patatas al horno, al estilo argentino.

Quizás por la confusión que nos produce llevar tanta mezcla de razas y culturas dentro de la sangre que fluye por nuestras venas, los argentinos poseemos una forma muy peculiar de denominar a varios de nuestros platos.

Así, el Pollo a la Portuguesa que se sirve en nuestras mesas no coincide con ninguna receta de Portugal; de igual modo, la Milanesa a la Napolitana tampoco es un plato que pertenezca al norte o al sur de Italia y este Pollo a la Provenzal es también bastante diferente al Poulet à la Provençale que elaboran los franceses en la región de Provenza.

Y si bien los galos no tienen una única receta, ellos suelen utilizar aparte del ajo y el perejil, otras hierbas como la albahaca, el romero, el tomillo o la mejorana. Además suelen agregarle frutos y verduras como el tomate, los pimientos y las olivas negras.

Por eso y a pesar de su nombre, lo que vamos a hacer hoy es un verdadero clásico de la gastronomía argentina con gustos y aromas fuertes y penetrantes, más emparentado con el Pollo al Ajillo español.

Consiste en un guiso de pollo acompañado con muy pocos y nobles ingredientes, como el vino blanco, abundante ajo y perejil, orégano, además de limón y aceite de oliva extra virgen. Un plato que ya no se ve en los restaurantes de moda, pero que si se conserva intacto en el menú de nuestros bodegones y en el seno de nuestros hogares. Fuera de programa, esta vez terminaré el plato con un excelente pimentón ahumado español de la región de la Vera. El agregado no es muy ortodoxo pero queda riquísimo.

Ingredientes

  • Pollo: 1 grande
  • Vino Blanco: 250 ml (una taza)
  • Caldo de ave: 250 ml (una taza)
  • Jugo de limón: 50 ml (un pocillo)
  • Aceite de Oliva: 100 ml
  • Ajo: 1 cabeza mediana
  • Perejil: 1 atado
  • Orégano: 1 cda grande colmada
  • Harina: 2 cdas. grandes colmadas
  • Ají molido: a gusto (opcional Merkén)
  • Sal y Pimienta: a gusto
  • Pimentón de la Vera: 1 cda. mediana (opcional)

Acompañamiento:

  • Papas: 4 medianas
  • Orégano: 1 cda. grande
  • Sal: a gusto
  • Aceite: cantidad necesaria

Preparación

Comenzamos con la guarnición que nos demandará unos 40 minutos de cocción. Así que lavamos las papas con esmero y sin quitarles la piel las cortamos en pequeños cubos.

Las disponemos en una asadera, las cubrimos con abundante orégano y las rociamos con aceite. Las llevaremos a un horno precalentado a una temperatura alta (unos 200°C) por aproximadamente 40 minutos, o hasta que vean que se han dorado.

Para tenerlas listas al momento de terminar nuestro plato, les recomiendo que las empiecen a hornear al mismo mismo tiempo que nos dispongamos a saltear las piezas de pollo.

Seguimos trozando nuestro pollo, si ya no lo ha hecho su pollero amigo. Así que empezamos por retirar los excesos de piel y grasa que tenga.

Para separar las pechugas de las patas y los muslos, doblamos el pollo con las manos hasta partirle el esternón. Luego, será muy fácil cortarlo por la mitad con el cuchillo.

Quitamos las alas de las pechugas, cortando justo en las articulaciones para no hacer fuerza de más.

Una vez que tengamos separadas las alas, cortamos las puntas que no tienen carne y por lo tanto  la desechamos.

Luego separamos el ala en dos partes, dislocando primero la articulación y después pasando el cuchillo en medio de ella.

Tiramos la pata hacia arriba hasta dislocar su articulación. Después la separaremos fácilmente cortando la carne que la une al muslo con el cuchillo.

Apoyando la base del cuchillo sobre el extremo inferior de la pata, le damos un golpe seco con la otra mano y retiramos la parte final del hueso. También lo descartamos.

De la misma forma, cortamos al medio los muslos y en tres triángulos las pechugas.

Como la Carcasa del pollo donde está ubicado el esternón y las costillas del animal, tiene tanto hueso, yo personalmente la reservo y congelo para después hacer con varias de ellas un fondo o caldo de ave. Aunque también la pueden cortar por la mitad y utilizar como una presa más.

Así nos queda el pollo cortado en presas. 

Salamos a gusto las piezas, preferentemente con sal entrefina y espolvoreamos sobre ellas unas dos o tres cucharadas soperas de harina, que quedará adherida por la misma humedad de la carne.  La harina le aportará un dorado mayor a las piezas y ligará un poco la salsa, pero no es obligatorio utilizarla, así que los que quieran pueden prescindir de ella. 

En una olla bien grande o en una bandeja de chapa colocamos una buena cantidad de aceite de oliva extra virgen.

Una vez caliente el aceite doramos el pollo a fuego medio.  Todas las piezas deben tener contacto con la superficie de la olla, así que si no les caben pueden dorarlas en dos tandas.

Mientras se doran las piezas de ambos lados, aprovechamos para  picar el ajo y el perejil. No hay que escatimar, debe ser bien abundante.

Una vez bien doradas las presas, agregamos el ajo picado. Removiendo con una pinza o  revolviendo con cuchara de madera para distribuirlo uniformemente en toda la preparación.

Dos minutos más tarde sumamos el vino, el caldo y el jugo de limón.

Condimentamos con abundante orégano y ají molido. En mi caso, hace tiempo que sustituí el ají molido por el merkén, un delicioso chile de origen mapuche, algo más picante y gustoso.

Cocinamos por 20 a 25 minutos a fuego bajo hasta que la carne del pollo esté tierna, se reduzcan los líquidos y todos los sabores se amalgamen.

Un minuto antes de apagar el fuego rectificamos la sal y agregamos abundante perejil picado, reservándonos un poco para decorar al momento de emplatar.

Fuera de receta, no me pude resistir a espolvorear esta delicia con un pimentón ahumado español proveniente de la región de la Vera, en mi humilde opinón el mejor del mundo, aunque quizás los murcianos no estén muy de acuerdo. Terminamos con pimienta negra molida a gusto. 

Retiramos las papas bien tostadas y crocantes del horno y la añadimos a la preparación.

Y a disfrutar de estos intensos sabores y aromas!!

Fuente: Contacto con lo Divino

  • Visto: 665

Licencia de Creative Commons Cocinillas es un subdominio de Obesia que es una página de Gonzalo Obes bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-Compartir Igual 4.0 Internacional LicenseSin embargo esta licencia no se extiende a los artículos o imágenes de terceros, cuyas normas son las suyas propias, por favor póngase en contacto con los autores respectivos.