¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

POLITICA DE COOKIES

Cookie es un fichero que se descarga en su ordenador al acceder a determinadas páginas web. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo y, dependiendo de la información que contengan y de la forma en que utilice su equipo, pueden utilizarse para reconocer al usuario.. El navegador del usuario memoriza cookies en el disco duro solamente durante la sesión actual ocupando un espacio de memoria mínimo y no perjudicando al ordenador. Las cookies no contienen ninguna clase de información personal específica, y la mayoría de las mismas se borran del disco duro al finalizar la sesión de navegador (las denominadas cookies de sesión).

La mayoría de los navegadores aceptan como estándar a las cookies y, con independencia de las mismas, permiten o impiden en los ajustes de seguridad las cookies temporales o memorizadas.

Sin su expreso consentimiento –mediante la activación de las cookies en su navegador–Cocinillas.Obesia.com no enlazará en las cookies los datos memorizados con sus datos personales proporcionados en el momento del registro o la compra..

¿Qué tipos de cookies utiliza esta página web?

- Cookies técnicas: Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.

- Cookies de personalización: Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios en el terminal del usuario como por ejemplo serian el idioma, el tipo de navegador a través del cual accede al servicio, la configuración regional desde donde accede al servicio, etc.

- Cookies de análisis: Son aquéllas que bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos.

- Cookies publicitarias: Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten gestionar de la forma más eficaz posible la oferta de los espacios publicitarios que hay en la página web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Para ello podemos analizar sus hábitos de navegación en Internet y podemos mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.

- Cookies de publicidad comportamental: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web, aplicación o plataforma desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación, lo que permite desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad en función del mismo.

Cookies de terceros: La Web de Cocinillas.Obesia.com puede utilizar servicios de terceros que, por cuenta de Cocinillas.Obesia.com, recopilaran información con fines estadísticos, de uso del Site por parte del usuario y para la prestacion de otros servicios relacionados con la actividad del Website y otros servicios de Internet.

En particular, este sitio Web utiliza Google Analytics, un servicio analítico de web prestado por Google, Inc. con domicilio en los Estados Unidos con sede central en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, California 94043.  Para la prestación de estos servicios, estos utilizan cookies que recopilan la información, incluida la dirección IP del usuario, que será transmitida, tratada y almacenada por Google en los términos fijados en la Web Google.com. Incluyendo la posible transmisión de dicha información a terceros por razones de exigencia legal o cuando dichos terceros procesen la información por cuenta de Google.

(En este punto la AGPD sugiere incluir cada una de las cookies de terceros utilizadas y los datos de dichos terceros. Por evidentes razones en este modelo sólo se ha incluido la Google en el uso de Analytics por ser la más extendida y común.)

El Usuario acepta expresamente, por la utilización de este Site, el tratamiento de la información recabada en la forma y con los fines anteriormente mencionados. Y asimismo reconoce conocer la posibilidad de rechazar el tratamiento de tales datos o información rechazando el uso de Cookies mediante la selección de la configuración apropiada a tal fin en su navegador. Si bien esta opción de bloqueo de Cookies en su navegador puede no permitirle el uso pleno de todas las funcionalidades del Website.

Puede usted permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su ordenador:

Si tiene dudas sobre esta política de cookies, puede contactar con Cocinillas.Obesia.com en el correo

Rollo de bonito

0
0
0
s2smodern

Receta de como cocinar rollo de bonito como en el oriente asturiano paso a paso y con muchas fotos.

Escrito por Patricia:
Os voy a contar un poco la historia de esta receta; es una receta antiquísima de el oriente asturiano (Ribadesella y Llanes), propia de los pescadores, una receta que se pudo haber perdido en el tiempo y alguien la recuperó con un éxito rotundo, ya que a día de hoy se hace en todo Asturias e incluso en otras partes de España. Receta no de las abuelas, sino de las tatarabuelas, y ya se sabe, lo que cocinaban las mujeres de antaño, sabía todo a gloria bendita.

Ingredientes:

  • 2 rodajas de bonito
  • 4 huevos
  • 2 cebollas grandes
  • Pan rallado
  • Harina
  • 1 trozo de jamón
  • Vino blanco
  • Caldo de pescado
  • Sal
  • Aceite de oliva

Con un tenedor se desmenuza el bonito, quitándole espinas, aletas y piel, es un poco laborioso pero nada complicado, sobre todo estar atentos de que no quede ni una sola espina. Reservar las raspas y la piel, más tarde las utilizaremos.

Se que es un coñazo que luego te huelan las manos a pescado, pero ahí va un remedio: al terminar, lavaros las manos con agua y jabón y después os echáis unas gotas de limón y arreglado. (El Maca dice que eso es una mariconada, el dice que el mejor sistema para esto es un buen chorro de vinagre en las manos, que luego no os olerán ni a pescado, ni a vinagre ni a ostias... yo digo que hagáis lo que os de la gana, de hecho, mejor que te huelan las manos a pescado de hacer una receta alucinante como esta, que a que huelan a Kelvin Klain que no te da de comer).

Por un lado, batimos dos huevos, los otros dos se cuecen hasta que estén duros. Los huevos... de gallina, deja los de tu marido en paz que más tarde pueden hacerte falta y no te va a servir de nada con un huevo menos... ¿o si?, hay hombres para todo jejejeje

Así tiene que quedar el bonito desmenuzado, cuanto más desmenuzado, mejor. Yo puse a mi marido a hacerlo, el trabajo de chinos se lo dejo siempre a el, por tonto....

Con las raspas y la piel sobrante, hacemos un fumé (caldo de pescado).

Ponemos una olla con agua caliente, una cebolla pelada y partida por la mitad, una hoja de laurel y una pizca de sal; todo esto lo dejamos cocer 10 minutos.

Picamos muy bien dos de las cebollas , todo lo que se pueda (esto déjaselo también al pringao del pariente, que llore él)

No te asustes si al hacer el fumé te sale espuma, si quieres retírala con una espumadera, aunque es una pijada.

Sofreímos las dos cebollas bien picadas con aceite de oliva, a fuego muy lento.

Pelamos los dos huevos duros que hemos cocido y los desmenuzamos a tope, como harías con los de tu esposo cuando te toca las narices...

Ahora le toca al jamón serrano, cortado muy pequeño, al máximo.

Vamos echando en un bol todos los ingredientes que usaremos para hacer el rollo (bonito, huevo duro, jamón, cebolla, huevo batido y pan rallado)

En esta foto mi marido me decía que dijera que si esto que si aquello, y yo le he dicho que diré sencillamente lo que me salga de la peineta...

¿Veis que pinta más estupenda?, mejor sabrá....

Remover bien, para que los ingredientes liguen.

A toda la mezcla le echamos un poco de sal, al gusto.

Una de las cosas que más me gusta de la cocina es ver y oler la cebolla dorada y bien pochada, me encanta.

Todo bien revuelto, o lo remueve bien el marido, o esta noche no moja...

El pan rallado es lo que va a terminar de espesar la mezcla.

Y seguir removiendo para que coja todo consistencia, la suficiente para hacer el brazo.

Con todo ello se forma una especie de brazo de gitano, se pasa por la harina y se dora en aceite a fuego lento. Una vez dorado, se saca y se corta en láminas de un dedo de grosor aproximadamente; la salsa se pasa por la batidora y se le echa sobre las cortadas antes de servirlo , pero nosotros, como no, la hemos variado, creemos que haciéndolo en albóndigas sale muchísimo más jugoso, y también, porque no, para darle nuestro toque personal. También por llevarle la contraria a mi queridísimo marido, que quería el brazo.

Aquí empieza nuestra variante, con las manos bien limpias, vamos haciendo las albóndigas y enharinandolas, como veis en la foto.

Sí, resulta un poco pringoso, pero da igual, salen espectaculares, luego solo tienes que lavarte y listo. Apretar bien las albóndigas para que no se nos deshagan.

Enharinarlas muy bien.

Cuando el aceite este bien caliente, vamos añadiendo las albóndigas, con cuidado de que no se nos rompan.

Se doran bien, a fuego medio...

Y una vez doradas las pasamos a una tartera (olla)en la que ya habremos puesto aceite y las otras dos cebollas bien picadas.

Seguimos friendo...

Una vez las tengamos todas, añadimos un buen vaso de vino blanco.

Y lo dejamos que comience a hervir.

Despacito, a fuego medio para que no se peguen las albóndigas al fondo de la cazuela.

¡Madre mía que olor!, ya no tengo paciencia para dejarla terminar...

Lo dejamos cocer hasta que la salsa vaya reduciendo, pero no mucho, porque no queremos quedarnos sin salsa.

Y aquí tenéis el resultado, como os he contado antes, la salsa realmente se pasa por la batidora o el chino antes de ponerla sobre las cortadas del brazo, pero nosotros ese paso nos lo hemos saltado a la ligera porque nos da la real gana, porque no somos borreguitos (como diría al Maca) para hacer las cosas al pie de la letra, así que hacemos nuestras variantes porque son acojonantes, pura poesía.

Vamos a ver, tu eres un privilegiado de tener esta receta aquí, porque es espectacular, de hecho en Maldito Insolente no ponemos una receta que no sea una pasada, y ademas estamos por la labor de recuperar ciertos platos antiguos como este, que nuestras antepasadas sabían muy bien lo que se hacían en cuestión de gastronomía; además estamos también por la labor de que nuestros platos típicos y antiguos traspasen fronteras, que un boliviano pueda decir en Bolivia: me estoy comiendo un plato típico asturiano, pero más nos gustaría que agregara: lo encontré en el Cocinillas de Obesia!!

0
0
0
s2smodern

Licencia de Creative Commons Cocinillas es un subdominio de Obesia que es una página de Gonzalo Obes bajo una licencia Creative Commons Reconocimiento-Compartir Igual 4.0 Internacional LicenseSin embargo esta licencia no se extiende a los artículos o imágenes de terceros, cuyas normas son las suyas propias, por favor póngase en contacto con los autores respectivos.