Skip to main content

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

POLITICA DE COOKIES

Cookie es un fichero que se descarga en su ordenador al acceder a determinadas páginas web. Las cookies permiten a una página web, entre otras cosas, almacenar y recuperar información sobre los hábitos de navegación de un usuario o de su equipo y, dependiendo de la información que contengan y de la forma en que utilice su equipo, pueden utilizarse para reconocer al usuario.. El navegador del usuario memoriza cookies en el disco duro solamente durante la sesión actual ocupando un espacio de memoria mínimo y no perjudicando al ordenador. Las cookies no contienen ninguna clase de información personal específica, y la mayoría de las mismas se borran del disco duro al finalizar la sesión de navegador (las denominadas cookies de sesión).

La mayoría de los navegadores aceptan como estándar a las cookies y, con independencia de las mismas, permiten o impiden en los ajustes de seguridad las cookies temporales o memorizadas.

Sin su expreso consentimiento –mediante la activación de las cookies en su navegador–Cocinillas.Obesia.com no enlazará en las cookies los datos memorizados con sus datos personales proporcionados en el momento del registro o la compra..

¿Qué tipos de cookies utiliza esta página web?

- Cookies técnicas: Son aquéllas que permiten al usuario la navegación a través de una página web, plataforma o aplicación y la utilización de las diferentes opciones o servicios que en ella existan como, por ejemplo, controlar el tráfico y la comunicación de datos, identificar la sesión, acceder a partes de acceso restringido, recordar los elementos que integran un pedido, realizar el proceso de compra de un pedido, realizar la solicitud de inscripción o participación en un evento, utilizar elementos de seguridad durante la navegación, almacenar contenidos para la difusión de videos o sonido o compartir contenidos a través de redes sociales.

- Cookies de personalización: Son aquéllas que permiten al usuario acceder al servicio con algunas características de carácter general predefinidas en función de una serie de criterios en el terminal del usuario como por ejemplo serian el idioma, el tipo de navegador a través del cual accede al servicio, la configuración regional desde donde accede al servicio, etc.

- Cookies de análisis: Son aquéllas que bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten cuantificar el número de usuarios y así realizar la medición y análisis estadístico de la utilización que hacen los usuarios del servicio ofertado. Para ello se analiza su navegación en nuestra página web con el fin de mejorar la oferta de productos o servicios que le ofrecemos.

- Cookies publicitarias: Son aquéllas que, bien tratadas por nosotros o por terceros, nos permiten gestionar de la forma más eficaz posible la oferta de los espacios publicitarios que hay en la página web, adecuando el contenido del anuncio al contenido del servicio solicitado o al uso que realice de nuestra página web. Para ello podemos analizar sus hábitos de navegación en Internet y podemos mostrarle publicidad relacionada con su perfil de navegación.

- Cookies de publicidad comportamental: Son aquéllas que permiten la gestión, de la forma más eficaz posible, de los espacios publicitarios que, en su caso, el editor haya incluido en una página web, aplicación o plataforma desde la que presta el servicio solicitado. Estas cookies almacenan información del comportamiento de los usuarios obtenida a través de la observación continuada de sus hábitos de navegación, lo que permite desarrollar un perfil específico para mostrar publicidad en función del mismo.

Cookies de terceros: La Web de Cocinillas.Obesia.com puede utilizar servicios de terceros que, por cuenta de Cocinillas.Obesia.com, recopilaran información con fines estadísticos, de uso del Site por parte del usuario y para la prestacion de otros servicios relacionados con la actividad del Website y otros servicios de Internet.

En particular, este sitio Web utiliza Google Analytics, un servicio analítico de web prestado por Google, Inc. con domicilio en los Estados Unidos con sede central en 1600 Amphitheatre Parkway, Mountain View, California 94043.  Para la prestación de estos servicios, estos utilizan cookies que recopilan la información, incluida la dirección IP del usuario, que será transmitida, tratada y almacenada por Google en los términos fijados en la Web Google.com. Incluyendo la posible transmisión de dicha información a terceros por razones de exigencia legal o cuando dichos terceros procesen la información por cuenta de Google.

(En este punto la AGPD sugiere incluir cada una de las cookies de terceros utilizadas y los datos de dichos terceros. Por evidentes razones en este modelo sólo se ha incluido la Google en el uso de Analytics por ser la más extendida y común.)

El Usuario acepta expresamente, por la utilización de este Site, el tratamiento de la información recabada en la forma y con los fines anteriormente mencionados. Y asimismo reconoce conocer la posibilidad de rechazar el tratamiento de tales datos o información rechazando el uso de Cookies mediante la selección de la configuración apropiada a tal fin en su navegador. Si bien esta opción de bloqueo de Cookies en su navegador puede no permitirle el uso pleno de todas las funcionalidades del Website.

Puede usted permitir, bloquear o eliminar las cookies instaladas en su equipo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su ordenador:

Si tiene dudas sobre esta política de cookies, puede contactar con Cocinillas.Obesia.com en el correo

Callos de ternera macanianos

Receta de como cocinar unos callos de ternera macanianos paso a paso y con muchas fotos.

¿Cómo coñño se hacen unos callos "auténticos" a la madrileña?. Pues no tengo ni idea, la verdad. He buscado mucho, mucho sobre el asunto en libros, en internet y ninguna receta es igual, pero fui quedándome con la copla y ante todo con lo que suele ser común. A partir de ahí, fui quedándome con lo esencial y con lo que considero que es mejor de todo lo que encontré. Al final nada de callos a la madrileña, callos macanianos y así no engaño a nadie, pero ¡ostiasss!, si sigues la receta que te pongo paso a paso, vas a alucinar en colores.

Te aconsejo que hagas esta receta exactamente igual como te la explico la primera vez y verás. La siguiente le agregas o le quitas lo que creas conveniente y a tu gusto, ¿vale?

Te aseguro que el plato es ¡ES-PEC-TA-CU-LAAAR!!!

Hay un restaurante en la carretera que va de Madrid a Valencia, donde mi rubia y yo siempre parábamos porque los callos estaban de muerte. ¡Buenisimos!! Y yo quería hacerlos parecidos en mi casa,… nunca lo conseguí, hasta hoy,… hoy me atrevo a decir que hasta estos están mejor, sin presumir,… Ese restaurante del que hablo, y os recomiendo, se llama "Zielo de Madrid" y está situado en la autovía del levante, dirección Valencia, en el punto kilométrico 35,200. En el municipio de Perales de Tajuña, Madrid.

Ingredientes

Para el cocido:

  • Callos de ternera (100 %)
  • Pata de ternera (70 %)
  • Morro de ternera (30 %)
  • Hojas de Laurel
  • Cebolla
  • Pimienta
  • Clavos de sabor
  • Romero
  • Agua embotellada
  • Sal

Para el sofrito:

  • Aceite de oliva
  • Ajo finamente cortado
  • Un par de cebollas finamente cortadas
  • Cayena al gusto (No concibo unos callos sin picante)
  • Panceta curada o jamón en trozos muy pequeños.
  • Chorizo de buena calidad (En esta receta yo lo usé casero y gallego, aunque dicen que es muy bueno el asturiano, el que se usa para la fabada. Normalmente le echan morcilla del compango, pero yo lo prefiero para una buena fabada y no para los callos,… paso de la morcilla en este plato, aunque si quieres…)
  • Pimentón
  • Carne de pimiento choricero o tomate frito concentrado.
  • Vino blanco
  • Sal

Preparación

Lo primero es limpiar los callos. Ya sé, ya sé que normalmente se compran limpios, pero no lo están del todo. Hay muchas formas de hacerlo, pero voy a ponerte un vídeo de Casa Cándido (Segovia) para que te ilustres un poco.

Lo que no hago yo es cortarlos, los dejo enteros. Así que los limpias y ya está.

Limpias bien también el morro y las patas.

En una olla grande pones los callos, las patas y el morro. Le añades además unas hojas de laurel, el romero, unos clavos de sabor, pimienta y dos cebollas enteras y peladas. Lo cubres de agua con sal y lo pones a cocer. Calculo que esto quedará listo a las tres horas y media al 7 (de 9).

¡Oye!. ¿Tu sabes el por qué eso de las patas y el morro?. Pues porque son las piezas que le van a aportar gelatina. Hay gente que los callos los cuece aparte, yo lo veo una chorrada, pero en fin… Sin embargo, en los callos macanianos va todo junto y sin complicarse la vida.

¿Ya tienes todo con el chup chup?. Pues vamos a por el sofrito.

En una sartén fríes los chorizos y cuando están sellados los reservas.

Ahora coges un caldero, el mayor que tengas en casa. Aceite de oliva y le pones ajo muy picado hasta que coja color.

Ahora cebolla a temperatura baja. Cuando la cebolla está transparente.

Le agregas el chorizo y la panceta.

Échale un poco de sal, la cayena y seguidamente el pimentón. Revuelve sin parar para que no se queme y amargue como la madre que lo parió.

Ahora le toca el turno a la carne de pimiento choricero o tomate frito concentrado. ¿Tengo que decirte que tienes que removerlo todo?

Cuando veas que todo se te puede quemar, pues un vaso de vino blanco.

Dos o tres minutos después, retiro el sofrito del fuego y voy a ocuparme de lo que se está cociendo. Cuando compruebes que los callos, las patas y el morro están en su punto de cocción los retiras para que se enfríen un poco y así poder manipularlos.

Ahora toca el deshuesarlo todo y cortarlo todo en pedazos a tu gusto. A mi no me gustan muy pequeños y tampoco demasiado grandes.

Unas cuantas vueltas junto con el sofrito e inmediatamente después el caldo donde has cocido todo.

Esos pedazos grandes que ves en las fotos es porque el caldo lo tenía guardado desde el día anterior y se había solidificado.

Otras cuantas vueltas hasta que se integre todo bien. No dejes de darle vueltas en ningún momento. Corrígelo de sal.

Retíralo del fuego porque sino vas a tener uno de los mayores problemas que tienen los callos y es que se pegan al fondo con demasiada facilidad. La solución me la dio el Padre Ángel Ramón Serrano García de la Hospedería Franciscanos Santo Espíritu del Monte en Gilet (Valencia).

Vierte todo el mejunje en un recipiente para poder aguantar el calor del horno y mételo allí durante una hora aproximadamente.

A disfrutar,... nada que ver con los de lata.

  • Visto: 778