Bizcocho de naranja

0
0
0
s2smodern
powered by social2s

Receta de como cocinar un bizcocho de naranja y almendra con cobertura de naranja confitada paso a paso y con fotos.

Este bizcocho de naranja es tan rico como bonito. No me digáis que no, es lo que llaman los americanos un showstopper, que lo sacas a la mesa y las mandíbulas se descuelgan y los ojos se desorbitan. Os apuesto lo que queráis.

Y no solo es uno de los bizcochos más deliciosos que he hecho nunca, sino que además es una estupenda manera de poner más naranjas en vuestras vidas, ejem. Aunque sea en un bizcocho, mejor es eso que nada. Bizcocho para el catarro, qué buena idea he tenido, soy una genia.

La receta está tuneada de una fórmula de Donna Hay, que es una de mis cocineras/webs favoritas. Encuentro que el encanto de este bizcocho está en la combinación de sabores: naranja, almendra y vainilla. En particular la almendra le da un sabor excelente, no sería el mismo sin ella.

El tamaño es para molde de 23 cm. Si queréis usar otro tamaño, aquí tenéis un convertidor de cantidades. Pues manos a la obra, hombre.

Ingredientes

Cobertura

Ralladura de una naranja

Preparación

Cobertura

En primer lugar confitamos las naranjas. Las cortamos en rodajas bastante finas con un cuchillo afilado.

Abrimos la vaina de vainilla por la mitad a lo largo y rascamos las semillas.

En una cazuela o sartén en la que quepan las rodajas sin montarse demasiado ponemos el agua y el azúcar, y llevamos a ebullición.

Agregamos las rodajas de naranja y las semillas y vainas de la vainilla, y cocemos a fuego bajo 15-20 minutos, hasta que estén blandas y la corteza casi transparente. Puede que sea necesario añadir algo de agua si se quedan muy secas. Dejamos enfriar. Nos quedarán las rodajas en un almíbar de naranja.

Preparamos un molde de bizcocho desmontable de 23 cm (puede ser más pequeño, pero no más grande, porque necesitaríamos más naranja para cubrir el fondo), yo prefiero forrar el fondo con papel para garantizar que el bizcocho no se pega y sale bien.

Colocamos las rodajas ligeramente superpuestas, empezando por el centro, y vertemos todo el almíbar de la cazuela.

Bizcocho

Pesamos y tamizamos la harina con la levadura. Reservamos.

Trituramos la almendra si la usamos entera (yo prefiero triturarla en casa que usarla ya molida). Reservamos.

Rallamos la piel de la naranja y la añadimos a la harina.

Pesamos la mantequilla y la derretimos. Reservamos.

En un bol ponemos los huevos y el azúcar con el extracto de vainilla. Los batimos hasta obtener una mezcla blanquecina, esponjosa y con mucho más volumen, como mínimo 10 minutos. Tiene que llegar al punto de cinta, que al levantar las varillas se forme un cordón grueso que cae (2).

Si lo hacéis con un robot os esponjarán sin problema, pero si usáis unas varillas eléctricas es de gran ayuda calentar suavemente la mezcla, por ejemplo colocando el bol sobre un cazo con un dedito de agua hirviendo, pero que el bol no toque el agua.

Si tenéis Thermomix, el montado de los huevos y el azúcar se hace con la mariposa en velocidad 4 y 37º de temperatura, por lo menos 10 minutos y queda fetén.

Cuando los huevos estén bien montados agregamos la harina tamizada y mezclamos con una espátula y movimientos envolventes.

Hacemos lo propio con la almendra y después con la mantequilla derretida.

Vertemos la mezcla en el molde sobre las naranjas y colocamos el molde sobre una bandeja de horno. Metemos el conjunto en el horno a 180º sin aire y cocemos el bizcocho de naranja 45 minutos.

Lo pinchamos con una brocheta para ver si está hecho y lo sacamos. Lo desmoldamos enseguida porque si se deja en el molde se puede quedar pegado. Lo invertimos sobre una rejilla y lo dejamos enfriar.

Este bizcocho de naranja sale jugosísimo y un poco desmigoso por la cantidad de almendra. Pero no tiene importancia, así luego podéis embruteceros rebañando hasta la última miga del plato con la lengua. Qué visión.

Notas

(1) He hecho el bizcocho de naranja con edulcorante por mi prediabetes. Uso tagatosa, un edulcorante de índice glucémico cercano a cero apto para diabéticos.

(2) Ojo los que uséis edulcorante. Para estos batidos yo solo tengo experiencia con la tagatosa y quedan bien, no tan esponjados como con azúcar, porque la cantidad usada en menor, pero el resultado es bueno. No pongo la mano en el fuego por otro tipo de edulcorante.

El que un edulcorante sirva para estabilizar un montado de huevos tiene que ver con la afinidad por el agua del edulcorante. El azúcar corriente estabiliza las espumas de huevo porque se une al agua de las claras y la yema, que es lo que queda alrededor de las microburbujas de aire, y evita que el agua “se escurra” de la espuma, por así decir, y la cosa se derrumbe. Otra sustancia que no tenga esta propiedad sencillamente no sirve para montarla con el huevo.

Preguntas y respuestas sobre el bizcocho de naranja

Autora de la receta: Miriam García

0
0
0
s2smodern
powered by social2s