Pasta al puro estilo italiano

0
0
0
s2smodern
powered by social2s

Hoy te damos cuatro consejos para hacer pasta al puro estilo italiano.

Hacer pasta no es tan fácil como parece. Creemos que lo hacemos bien, pero seguro que si un italiano nos viese por un agujerito mientras hacemos pasta se echaría las manos a la cabeza. Si quieres dejar de liarla, sólo tienes que seguir unos consejos muy sencillos. Te garantizo que después de aplicarlos verás como tus platos de pasta están mucho más ricos ¡Notarás la diferencia!

El primer consejo que tienes que anotar en tu libreta o en tu mente es el siguiente: ¡Nunca, repito nunca, le pongas aceite al agua en la vas a hacer la pasta! Es cierto que lo ponemos porque creemos que así no se pegará, pero éste es un error demasiado común, ¡así que erradícalo!

El segundo consejo básico, un error también demasiado extendido, es pasar por agua fría la pasta una vez cocida ¡Deja de hacerlo ya!

Tuesta la pasta antes de hervirla

Una vez que ya has interiorizado los dos consejos previos, pasemos a otros secundarios, pero que son imprescindibles a la hora de darle sabor a nuestros platos. El secreto es tostar la pasta antes de cocerla.

Para hacer pasta al estilo italiano tienes dos opciones: la llevas al horno o a la sartén durante 10-15 minutos. Si optas por el horno, será porque tendrás más tiempo. Éste deberá estar a 180 grados. Si prefieres la sartén, los tiempos son orientativos, cuando veas que la pasta está dorada es el momento de cocerla.

No uses agua para hervirla

Lo más habitual es cocer la pasta usando agua, ¿pero te has planteado hacerlo en otro líquido en favor de ganar sabor? Quizás lo habías pensado pero no te habías atrevido, ¡ahora es el momento! Eso sí, ten en cuenta estas ideas:

– Si vas a acompañar la pasta con carne, queso o simplemente con perejil lo mejor es que optes por vino tinto para hacer pasta.
– Si por el contrario prefieres hacerla con verdura, pasta o pescado, ¿por qué no usar caldo del mismo origen?
– Una tercera posibilidad sería la de hacer pasta en leche, así tu plato ganará un extra en cremosidad.

Hidrata la pasta

Aunque lo más seguro es que no te lo hayas planteado, la verdad es que no usar pasta fresca es uno de los condicionantes que hacen que nuestra pasta quede peor. Por eso mismo, como prepararla tú mismo es un poco engorroso toma nota de este consejo. Antes de hacer pasta, debes hidratarla. Prepara un bol con agua y en coloca en ella la pasta durante al menos 30 minutos. Luego la cocinas con normalidad.

Pasta pequeña como risotto

Si quieres sorprender a tus invitados, deberías probar a hacer pasta como si fuera risotto. Para ello, primero debes tostar la pasta en mantequilla e ir añadiendo el caldo poco a poco, a la misma velocidad que se vaya absorbiendo. Cuando esté cocida, pon más caldo, mantequilla y queso parmesano ¡Listo!

Ahora es el momento de poner en práctica estos cuatro consejos para hacer pasta. Espero que hayas tomado nota de todo, ha llegado la hora de ponerse el delantal.

Escrito por Mari Carmen Sánchez

0
0
0
s2smodern
powered by social2s